sábado, 26 de febrero de 2011

Presuntos plagiarios vinculados en muerte de líder indígena

Por R.G.

El artista reconoció a uno de su victimarios, razón para quitarle la vida. Fue uno de los ocho muertos por esa banda.

En el trayecto de 50 kilómetros de la Carretera Interamericana en Los Encuentros ruta a Sololá, asechaban a sus víctimas, que escogían al azar para secuestrarlas y en algunos casos matarlas. La banda fue denominada Pujujiles porque son originarios de la aldea Pujujil.
Las autoridades les atribuyen al menos 25 secuestros y 8 asesinatos. Uno fue el de Leonardo Lisandro Guarcax González, maestro, artista y guía espiritual Kaqchikel del Centro Cultural Sotz’il Jay, quien desapareció el 25 de agosto de 2010 en el kilómetro 148 en Nahualá, Sololá.
Ese día salió a la Escuela Oficial de la Comunidad de Chuacruz, de donde era director. Encontraron su cadáver al día siguiente.
Los investigadores indican que los plagiarios decidieron matarlo luego de que intentó huir. Además, los supuestos plagiarios Francisco Morales Saput y Santiago Cuc alias el Viejo,  jefe de la banda, eran su vecinos. El declarante aseguró que Guarcax reconoció a uno de ellos.
El artista fue encontrado maniatado, asfixiado y quemado con colillas de cigarro al igual que  otras personas secuestradas, cuyos cuerpos se encontraron en la aldea La Loma, en el caserío El Mirador, aldea el Pujujil II, Sololá.
En esta estructura participaban el hijo y el hermano de Santiago, Santiago Cuc Pecher y Bartolo Cuc, respectivamente, además de sus empleados Eusebio Tuy Taniel, Manuel Cuc y Francisco Morales.

CUADRO: Dueños de tiendas
El 4 de febrero de 2011 el ministro de Gobernación, Carlos Menocal, dio a conocer que “el historial de esta banda es que al principio se dedicaban al robo de mercadería en la Costa Sur y en la parte del Altiplano”. De acuerdo con las fuerzas de seguridad, este grupo realizó al menos siete plagios en la carretera que conduce a Sololá.
CUADRO: Trayectoria de Guarcax
Leonardo Lisandro fue promotor e investigador del arte prehispánico por medio del teatro, la música y la danza kaqchikel.

viernes, 25 de febrero de 2011

Hoy hace 6 Lunas...

  
Jantape atk'o chi qakojol Lis…

De vez en cuando
camino al revés,
es mi modo de recordar.

Si caminara sólo hacia adelante,
te podría contar
cómo es el olvido.
Humberto Ak’abal

… siempre entre nosotros Lis

jueves, 24 de febrero de 2011

Tzijonem Ri Ak’u’x Nukotz’ijan - Conversatorio Tu Corazón Florece

En seguimiento al Movimiento Ri Akux Nikotzijan, el próximo domingo día 27 de Febrero el Centro Cultural Sotz'il Jay ha organizado en Sololá un conversatorio cuyo objetivo es generar un espacio de dialogo y reflexión sobre el papel del arte como medio de transformación social y mecanismo de expresión del Pueblo Maya.

En este conversatorio participarán representantes de organizaciones y grupos artísticos de Guatemala, que por medio del trabajo conjunto tendrán oportunidad de conocerse mejor.

Los participantes se distribuirán entre las distintas mesas de trabajo, cuyas visiones, conclusiones y acuerdos serán compartidas por la plenaria. Las mesas son:
  • Nab’ey Ch’atäl: El papel de la expresión artística en la Cultura Maya.
  • Rukan Ch’atäl: La función social del arte maya en nuestro contexto artístico y socio-político.
  • Rox Ch’atäl: Los Centros Culturales de la ALMG como espacios para el impulso, fomento y creación artística del Pueblo Maya.
  • Rukaj Ch’atäl: La estigmatización y persecución de los y las artistas por usar su trabajo como medio de transformación social.
Como parte del conversatorio, se homenajeará a los y las artistas que han sufrido persecución e incluso han fallecido por el trabajo que realizan.


Para más información, contactad directamente con la Asociación Sotz'il Jay, en el correo que aparece en el programa, a continuación.

sábado, 19 de febrero de 2011

viernes, 11 de febrero de 2011

El acróbata

Por Miguel Ángel Albizures

Muerto por su compromiso de llevar el arte

Caras pintadas que reflejaban dolor, ojos llenos de lágrimas y henchidos de coraje, manos alzadas exigiendo justicia, sollozos entrecortados al despedir al amigo, al compañero, al acróbata, al artista, a uno de los artífices de Caja Lúdica que tenía fe y esperanza en  la juventud, porque él también era joven y sabía lo que era la exclusión, el desprecio, la falta de oportunidades, la discriminación, lo incierto del futuro en una Guate-mala construida sobre esas bases que él intentaba derrumbar junto a otros, con sonrisas, con sus acrobacias, y con sus bailes desde lo alto de sus zancos, porque sabía que la vida en las barriadas no es vida.

Pero esa sigue siendo Guatemala, donde las balas atraviesan a jóvenes en la flor de la vida intentando asesinar la esperanza, la ilusión, la fe, pero no lo lograrán. Como tampoco silenciarán el mensaje de ese joven de 24 años, que se encumbraba para  sacar sonrisas  en medio de la tragedia de la patria. Víctor Aroldo Leiva Borrayo, ‘el Mono’, que daba vueltas y vueltas en sus zancos, uno de los bailarines de Caja Lúdica, y que fue custodiado por los ángeles hasta el Cementerio General, para abrazar a Juan Manuel Orozco Ambrosio, alias el Fu, que fue asesinado el 5 de abril; a Nexo Pineda, el Gordo, asesinado el 23 de mayo, y a Saulo Fernando González Estrada, alias el Chucky, asesinado el 30 de mayo, todos en el fatídico año de 2009. Ellos murieron, como ha muerto el Mono, sin que por ello se paralice el esfuerzo de Caja Lúdica por llevar y comprometer, con el arte y la cultura, a millares de jóvenes marginados.

Hoy, a las nueve, el antiguo Parque Central se llenará de colores, de hombres y mujeres con zancos y caras pintadas, pero también de protestas. Se alzarán brazos intentando tocar las estrellas que se fueron, junto con voces de condena por la muerte de los jóvenes, de los artistas, de las mujeres, de las promesas del arte y la cultura que abonaron el camino para seguir poniendo los ladrillos de la otra Guatemala, de la que arrancará sonrisas, y no la vida de los niños que hoy viven sin futuro.  No es la protesta solo por el Mono, que sigue bailando y dando zancadas en lo alto; ni por el Fu, que en su silla de ruedas sonríe a la vida y arranca carcajadas; ni por el Gordo y el Chucky que recorrieron barrios y calles empedradas con sus pantalones largos y su nariz pintada, es también en memoria de Lisandro Guarcax, el dramaturgo, musicólogo e investigador asesinado, al igual que la socióloga Emilia Quan y Mindy Rodas, y como lo han sido otros jóvenes, hombres y mujeres que anhelan un mundo mejor.

jueves, 10 de febrero de 2011

Palabras de Lisandro...

...sobre el trabajo de Sotz'il, en el marco del segundo encuentro de arte intercultural realizado por la Red Guatemalteca de Arte Intercultural en el año 2007.



domingo, 6 de febrero de 2011

Guatemala: repudio por asesinato de artistas nacionales

por Coordinación y Convergencia Nacional Maya Waqib´ Kej
Noticias Comunicarte y albedrío.org, 4 de febrero de 2011


La Coordinación y Convergencia Nacional Maya Waqib´ Kej, repudia el asesinato de Victor Aroldo Leiva Borrayo, de 24 años de edad, miembro del grupo artístico “Caja Lúdica”, hecho provocado con disparos de arma de fuego por sujetos desconocidos que se trasportaban en motocicleta el pasado miércoles.

La muerte violenta del joven, quién durante varios años practicó la acrobacia como arte y cultura, pone de manifiesto la incapacidad del Estado y sus instituciones para brindar seguridad a la población.   Anterior a esta muerte, varios miembros de Caja Lúdica han sido ultimados brutalmente, como los siguientes: Manuel Orozco, baleado en Villa Nueva durante el mes de abril del año 2010. Durante los últimos dos meses, fue acribillado el artista Nexo Pineda, en silla de ruedas, mientras conversaba con un grupo juvenil en San Pedro Ayampuc y,  Saulo Estrada, artista y diseñador del grupo, fue víctima de armas de fuego recientemente junto a cinco jóvenes más.
Exigimos justicia contra los autores materiales e intelectuales de tanta violencia de grupos organizados en la clandestinidad y clamamos que las muertes brutales de varios jóvenes artistas y promotores culturales ocurridos en los últimos meses no queden en la impunidad.  Que el Ministerio Público y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala realice investigaciones objetivas sobre la muerte de Leiva Borrayo. Por aparte, emplazamos a éstas instituciones para esclarecer el secuestro y muerte de Leonardo Lisandro Guarcax González, coordinador del Centro Cultural y grupo Sotzil Jay, indígena Kakchiquel del departamento de Sololá, hecho ocurrido el 25 de agosto del año 2010.
Ante el incremento de la violencia, Waqib´Kej demanda:
  • Al Estado de Guatemala y al sistema de justicia nacional e internacional que estos hechos no queden en la impunidad; que se le dé seguimiento y se agilicen las investigaciones respectivas; y que se castigue a los responsables del asesinato de Víctor Aroldo Leiva Borrayo.
  • Es urgente la protección de los jóvenes de Caja Lúdica y la inminente necesidad de dignificar la memoria de jóvenes artistas víctimas.
  • Nos solidarizamos con el grupo artístico “Caja Lúdica”, les manifestamos nuestra consternación y e instamos seguir adelante con las actividades artísticas para seguir promoviendo la cultura de paz en la población
  • Que los conocimientos de los artistas asesinados vuelva a la madre tierra como dador de vida y se conserve como un semillero del arte para las generaciones presentes y futuras.
  • Exhortamos al pueblo de Guatemala el respeto a los derechos humanos, especialmente de la población joven.

La costumbre es mala consejera

Por Lucrecia de Palomo

Según la Procuraduría 393 han perecido hasta el 23 de enero...

Se inicia el año 2011 y tan solo el viernes 21 de enero mueren 23 personas por la violencia, entre ellas 6 mujeres. Un día antes, el jueves 20, 4 personas son asesinadas en los campos de fútbol de  Ciudad Real. Irrumpen velorio y asesinan a Figueroa Monzón, Eddy Pérez Galindo, Cristopher López y otro no identificado. Según informa la Procuraduría, 393 han perecido hasta el 23 de enero; 30 feminicidios, 5 balaceras en la capital con la cauda de 11 muertos y 38 heridos, 8 pilotos de servicio extraurbano y urbano asesinados.

José Gerardo Pirir Patzán, Blanca Leticia Amperes, Sindy Alvarado, Ángel Nery Urizar G., (testigos protegidos); Miguel Ángel Ochoa L. y su esposa Carmen de Ochoa; Ana Alejandra Monterroso C., Wilmer Ramírez y su hermano Walfred herido; Pedro Rodríguez Toma, Julio Bail; Héctor Dónovan Delgado, Mynor E. Pinelo Ortiz, Jairo J. Barrios Yantuche, Moisés Alvarado Choc, Ayudante de bus conocido como Nica, Juan Manuel Chiguichón Alvarado; Jairo Miranda Ramos, José de León Castañeda de 86 años, Pedro Sanic Popol y heridos sus hijos Eudencio y Jorge Mario; Carlos Figueroa Monzón, Eddy Pérez Galindo, Christopher López, WalterAlfredo Martínez, Juan Carlos Herrera Estupé, Fredy Orozco, Celestina Rojas, Micaela Camey de Palacios y su hija Ana Patricia; Hugo Patzán, César Patzán, Allan Juárez, Walter González, Wilson Gonzales.  Lizandro Maldonado, Carlos Abel Maldonado Barrios, Alfonso Pich y su hijo Marco Antonio Pich; el fontanero Jeremías Vargas Perdomo, Rafael Armando López Orellana, Héctor Aníbal Cabrera; Mercedes Gámez y sus hijas Lourdes Azucena y Elisa (con dos meses de gestación) aparecieron calcinadas. Todos tienen nombre y apellido, con familias que lloran  y no entienden la pérdida.

Elisa Carrasco Marroquín, Melyi López Arias, Gisel B. Castillo Palma, Miguel Augusto Ortiz Díaz, José Fredy López Arias, Mario Martínez, Fredy Mazariegos, Óscar Morales Álvarez, Erin Monzón, Tomás Pol, Halden Heberto Aguilar Pérez, Germán Ubaldo Hernández Pérez, Miguel Ortiz, Gissel Blandot, Meyli Carolina López.  Clara Luz Flores Torres, Giovanni Oswaldo López, Oto Saúl Nerio, Eliza Santa Carranza Morales, la enfermera Rosa Amelia López Esquivel, Esttín Rosaleban Pérez.  Dentro de una iglesia tres personas muertas; Sergio Alejandro Oliva Chacón, Ángel Mario Marroquín Vásquez, Alida Jordán Morales.  Juan Alonso y Hercilio Tobar Aguirre, Luis Alberto Ajanel Pos, Luis Fernando Pacheco, Aura Leticia Montejo López, Sonia Imelda. Y sigue la cuenta de los asesinatos en enero, unos cuantos y todos guatemaltecos.

Niña y Lisandro Guarcax,
en actuación del grupo Sot'zil
La señora Cac y sus hijos, Lázaro Donis, Gladys Ordóñez Corado deja a su esposo a cargo de sus cinco hijos, pues ella también murió quemada en la ruta hacia Ciudad Quetzal. Emilia Quan, Lisandro Guarcax, Byron Corado G., Mindi Rodas, Hilario A. López, Mirza Lanuza.


5,960 asesinados en 2010, 16 diarios; el 85% con arma de fuego y el rango de edad de las víctimas son de 18 a 35 años. ¿Será su nombre o el mío el próximo en estar en estas listas? o ¿seremos capaces como sociedad de exigir “voluntad política” para restablecer la paz? Tenemos nosotros la palabra, no nos acostumbremos y acomodemos. Dónde se escribirá tu nombre.

jueves, 3 de febrero de 2011

No olvidamos

Por Juan José Hurtado Paz y Paz

Pareciera necedad recordar año con año la masacre cometida por las fuerzas represivas del Estado contra 37 personas, hecho ocurrido el 31 de enero de 1980 en la Embajada de España en Guatemala. Pero no podemos ni queremos olvidar a nuestras heroínas y héroes asesinados vilmente. No podemos ni debemos dejar de recordarles, pues sólo si olvidamos, nuestras hermanas y hermanos masacrados morirán definitivamente. Tampoco queremos olvidar pues, en su mayoría, fueron compañeras y compañeros de lucha a los que nos sentimos vitalmente unidos.
Las y los sobrevivientes de la gesta libertaria de finales del Siglo XX en Guatemala y las nuevas generaciones tenemos una deuda muy profunda con quienes nos antecedieron. Sin ellas y ellos no estaríamos aquí y lo que tenemos, limitado y con todos sus defectos, es también resultado de sus vidas y luchas. Por eso, les estamos profundamente agradecidos.
La Memoria Histórica es algo que debemos cultivar para reforzar nuestras raíces, entendernos ahora y cultivar nuestros sueños; porque seguimos vivos, perpetuando su vida a través de nosotros y las generaciones que vendrán. Tenemos el deber de contribuir a que las nuevas generaciones conozcan el pasado, desarrollen su sensibilidad y conciencia, y se comprometan a hacer algo por ellos mismos y los demás.
Recordar además es necesario porque la Masacre en la Embajada de España es un crimen que sigue impune. La Justicia no ha llegado a Guatemala y los militares asesinos, que sirviéndose a sí mismos y a los grandes poderes económicos, cometieron atrocidades difíciles de creer, siguen libres, incluso aspirando a ser presidentes y funcionarios públicos, o muriendo por muerte natural.
La Masacre en la Embajada de España no fue un hecho único o aislado; es un eslabón en la Estrategia Contrainsurgente del ejército de Guatemala. La Comisión de Esclarecimiento Histórico documentó 669 casos de masacre durante la Guerra Interna en el país, de las cuales se demostró que el 91% son responsabilidad de fuerzas del Estado. La lista de los muertos del Pueblo en este período no son solo 37 o 40, sino que sobrepasan los 150,000. Entonces, para ser justos, debemos recordarles a todas y todos.
Pero hoy, 31 de enero, recordamos a los masacrados, en su mayoría nuestras compañeras y compañeros de organizaciones populares, Mayas y mestizos, mujeres y hombres, ancianos y jóvenes, campesinos, obreros, pobladores, cristianos y estudiantes, que el fuego utilizado por criminales literalmente fundió en esta lucha por alcanzar un buen vivir.


Lloramos a nuestras y nuestros muertos, sí, porque tenemos corazón y no deja de dolernos que nos los hayan quitado, así como sigue doliendo tan profundamente a esta Patria la pérdida de tantas personas que pudieran haber aportado muchísimo a la construcción de un mejor país. Su ausencia nos es muy sensible.
Pero estamos aquí sobre todo para celebrar la vida de quienes son ejemplo de indignación ante las injusticias, de decisión y valentía en sus actos, de compromiso para llegar hasta las últimas consecuencias. Personas como ellas y ellos nos hacen tanta falta y nos siguen inspirando para continuar haciendo algo por la vida.

martes, 1 de febrero de 2011

Ri ak'u'x nixik'an - Tu corazón vuela Lis


Hoy hace 5 Lunas...
...fui una estela que ustedes vieron y ahora callo bajo la tierra.
Pero el mío es un silencio que no para de hablar

que sale de las bocas, de tus labios, de tus manos, de tus piernas.

(frag. Ricardo Fco. Castrillo)